Translate

jueves, 30 de agosto de 2012

Descalzo con zapatos nuevos.

Descalzo con zapatos nuevos.
Paseaba, como no podía ser de otra forma. Por lugares dispares. Terrenos baldíos. Empedrados, embarrados, adoquinados, asfaltados, y polvorientos aún. Siglo XXI.
Por donde descalzo anduvo. Por donde sus mocos, tintaban su cara. Sin verlo lo he visto. Su espíritu falsario deambulaba para recordar a quien quiera ver. Seguía jugando, donde él jugaba. Se niega a crecer. Pues se siente traicionado por su portador. Dicen los indios chiricahuas, que el espíritu de un hombre le abandona cuando se traiciona a sí mismo y a sus semejantes. No vuelve a él hasta que cumple su misión, la misión. Todos estamos sobre la tierra para realizar un cometido.
Al pasar por una zapatería, allí estaba el que fuera portador de aquel espíritu juguetón que antes viera en la calle de tierra. Departía con su nuevo amigo el zapatero, antes cada uno pertenecía a una tribu distinta. Ahora, él quería los mejores zapatos. Brillaban hasta no saber si eran para el escaparate o para caminar sobre ellos. El reflejo me hizo ojear los míos, como hablo con todo, les dije, vuestros compañeros cuestan diez veces lo que vosotros, pero no valen nada a vuestro lado, compañeros. Así fue como vi salir al pasado descalzo, ahora el más ricamente calzado.
 Pero la imagen del juguetón espíritu susurró, ya los pagará. Volví la cabeza para ver quien habló. No había nadie, pero supongo se refería a los zapatos recién comprados.
Otro día, los zapatos radiantes llevaban al hombre sin alma, guau me dije, filigranas habrá debido hacer el también ahora sastre, bueno diseñador, que ahora somos muy finos, ozú que no, estudiados. Lucía un traje, como no podía ser de otra manera, acorde a aquellos zapatos. Ya al comienzo de tan preciado desfile, procesión de Vtra.Sra.de vtras. Angustias, se le veía un poco respingón, no iba todo lo alicaído de siempre.
Cuan fue mi sorpresa. Quién es ese tan desaliñado, pedazo de calidad de chaqueta tirada por los bancos de la plaza. Pero un poco más allá, una puerta entreabierta, de un nuevo amigo del centro, silla en ristre para que pudiera sentarse el lagrimado ilustre. Qué te pasó, le preguntaban. Este traje que me está matando, el boutiquario, que se ha quedado los alfileres puestos y me ha cosido el cuerpo a aguijonazos. Pero donde te has hecho el traje en la botica, jaja, de guasa. No, jod.., con muy malas pulgas, como tiene le soltó, en la Boutique. Donde siempre soñé desde chico. Y ahora además los malditos zapatos estos me han reventado los pies, me han costado medio sueldo del que tengo de recadero y me han destrozado los pies, con lo bien que andaba con mis chancletas.
Cuando se miró los pies, tenía unas ampollas para la Uci. Dos lagrimones rodaron por su duro rostro. En esos momentos parecía el mocosillo de aquellos años en su casa con suelo de tierra.
Una sombra juguetona pasó, y volvió a susurrar, te dije que los pagaría, aunque aún no los haya cobrado el zapatero, jeje. Eres cruel, le dije al espíritu. Yo soy cruel?, no hice nada, sólo te conté lo que como espíritu sabía por adelantado. Pero es él quien traiciona a sus coetáneos, a sus compañeros de juegos, a sus palabras, eso es lo peor de todo, se traiciona a sí mismo.
Y todo por lucir unos zapatos que le fastidian los pies. Pues que le den, merecido lo tiene. Y te anticipo, no será lo último. Pues va sembrando su camino de hiel. Por tanto no recogerá mucha miel. No volveré a él.

En este enlace podéis pinchar si queréis seguir la publicación de los textos del libro SALPICADURAS . Ya tenéis los tres primeros  relatos completos, pronto el cuarto. UN HOMBRE DE GAFAS NEGRAS. con las ilustraciones de José L. Martínez REBOTE.

lunes, 27 de agosto de 2012

El Ocaso de los Tabúes…

El Ocaso de los Tabúes…

Querían tela sedosa, para su chaqué
La mejor madera de palo santo, para su efigie
Y la mejor fruta fresca, todo por un puñado de grano
Disconformes nos quedaban las escuálidas fárfaras, a qué
Y el estío trabajó duramente, acrecentó las larvas, inundó
Creando nubes de voladores aguijones y no hubo cedazos
Se habían gastado en velos de regias estirpes y alcobas vacías
En el río seguía creciendo el lodazal, cubriendo los pies descalzos
Intocables señores de pedestales sin palabras, y plúmbea coraza
Horadando sus cimientos, cegados por el brillo áurico de su báculo
No hubo antídoto, morir matando, sin reconocer el descenso
Sin atisbar sus vanos vocablos, sordos de entendederas
La hoguera de palo santo, el pedestal fraguado en llamas vivas
El ocaso de los dioses, en su propia trampa de lujuria y prepotencia, y aún en la pleitesía del vencedor, no respira
Alienta su último respiro en dura confrontación y leña molida
Mas no importa, el aroma impregnado de la combustión maderera de los pedestales, alienta el grito desgarrado del hambriento, se acabaron los Ídolos, es el momento de las Personas.
Cuela tus patas en el baúl y emprende el viaje al otro lado.

domingo, 26 de agosto de 2012

Maneras.

Maneras.

Me duelen los pelos. Me siento tensas, tensas la punta de las uñas. Intentó tararear mi canción preferida en el baño. En esa ducha mensual que me daba. Un altavoz suena y grita, ahora canto yo. Tú te callas, para eso yo soy del partido de los esgaes. Con el jabón entre los párpados, a tientas y como puedo, más mal que bien, salgo a cambiar la botella de butano, sí esa naranja color, qué color, pues sí de las de siempre, color butano. La muy cb… siempre se me termina a mí.
Voy medio demacrado pues el pelo no se me quedó todo lo transparente que yo quería.
En ventanilla un funcionario, de esos que no pierden el trabajo. Pero no lo parece. Un taco cabreado, o esa era su cara. Buenos días le digo, por lo de la cortesía y esas cosas, no porque lo fueran. Respuesta, buuuff, uuhh, buuuffdddiias. Sonó una alteración del movimiento, como cuando un bicho de esos con ropa de litri llama a otro de esos serios de verdad. Que quieeeere? Le miro, mi boca traviesa, hace estiramientos de los labios, me humedece los lóbulos de las orejas, y como un niño se me pone cara de felicidad. Me da gustirrinín mojarme las orejas de la secreción bucólica, vocálica, oiiii que difícil, mira de mojarme las orejas con una sonrisa.
El ventanillero, en vez de corresponder, toma posición, que si quieres algo, tedichooo. Si no quieres naaa, no me molestes que estoy muy ocupado. Ojo rápido veloz, como el Bili de pequeño con sus pistolas. Me veo el periódico oficial del reino bajo su atenta y escrutadora mirada, de resuelto congraciador de mandos.
Mi respuesta aaaahh, no nada yo no venía a nada. Pero léete la página 13, es la de las supersticiones. Y la de los anuncios de bios, oldbran y barritas para regular la evacuación. Tómate unos kiwis, hiiijooo.Que tienes una cara de estreñío. No te das cuenta, ni sabes valorar lo que te tocó en el put.. país dedocrático éste.
Miles de votaciones, oposiciones, concursos, y demás inventos democráticos y nada de nada. Y después llega un individuo suelta la tela, que yo creía que era materia prima para hacer los trajes de prima, valga la tela. Y zaassh. Con una sola votación dedocrática. Acaudillado todos los lugares de ventanilleros del reino. Ea a vender papeletas y a tratar bien a los del partido. Aquí el que no diga messi puede ayudar, messi buenosdías, messi nos coja confesados. A esos ni agua, que está los de la empresa aguadera en crisis. A los messi portadores se le alienta a leer, aprender y recitar en voz alta el panfleto oficial del messipartido. Así me marché no antes sin disfrutar de ver la cara del ventanillero, cuando le dijo adiós, tenga un buen día vuestra messiensencia.
 Por simples fourgoles, fue usted nombrado diosmessi ventanillero, en esta nueva dedocracia.
Su primera reacción, que piensan? fue sonreír, no hombres de poca fe. Fue: Guaaardias, policííiía locaaa a mí. Que me quieren fregar el messicelebro.
Don’t worry, be happy. Feliz finde. Disfrutad. Ser felices.
(Otra Manera de Cantarlo, Pero no menos WUAPA)
En este enlace podéis pinchar si queréis seguir la publicación de los textos del libro SALPICADURAS . Ya tenéis los tres primeros  relatos completos, pronto el cuarto. UN HOMBRE DE GAFAS NEGRAS. con las ilustraciones de José L. Martínez REBOTE.

La Pachamama.

La Pachamama.
Volver al origen no es retroceder, quizás caminar hacia el saber.
Un tirón de orejas recibí, de mi maquinita preferida. La que me ayuda a ver más allá. Un primer informe le llegó: Se sale por peteneras, nos cuentas asuntos oníricos. No, No. Ella está situada rodeada de naturaleza y siente más.
La Pachamama, dicen los aymaras, los quechuas. Madre Tierra. Gaia. Gea. Gaya. Tantas denominaciones, hoy todos los noticiarios sacarán las pancartas verdes, llamaran a las conciencias a tomar medidas, a respetar, ay, ay, que bonito todo. Una fiesta. Qué bonito, todo.  
Borreguitos, ya sabéis, hoy es el día de la Tierra.
Pero y mañana. Ya podemos acelerar, que llegamos tarde, corre, corre, que la gasolina no es tan cara, aún la puedo pagar. Además todos contentos, la plata de vuelta a su casa. De donde sólo salió en un periplo científico técnico muy eficiente. Esclavos de la locomoción. De la velocidad. Del consumo desmesurado, sin pensar en el ciclo de reposición de la naturaleza. Esquilmando los recursos de una Pachamama dolorosa, sumisa. Aunque a los románticos nos guste, aunque alguna vez nos afecte, decir que se revela con los terremotos, erupciones u otros accidentes meteorológicos.
Como nos cuenta de una forma alegre, para que sea más amena, más atractiva y menos rechazable, nuestro amigo el mad monkey de Macaco. Volver al origen no es retroceder, quizás sea andar hacia el saber. Si observamos los mal llamados indios incivilizados, los que quedan pues son testigos a exterminar de una forma de vida respetuosa con el ecosistema que no interesa a las grandes explotadoras, a las esquilmadoras, a las productoras del nuevo dios alta velocidad. Claro que después no reparten, no tienen tiempo, están muy ocupados ideando otra forma de alienar al rebaño.
O nadie se pregunta por qué no se descubren más rápidamente otras formas rentables de producir energía. Cuanto ellos hayan tomado el poder en esas industrias, el paso en dejar el petróleo y sus derivados tendrá los días contados. Entre tanto exprimirán el limón, hasta que el amargor de su cáscara nos desgarre lentamente nuestras ansias de endulzar esas otras alternativas.
Por ello no hay día de la Pachamama, La Pachamama es la fiesta, nuestro deber es cuidar que las cosas marchen. 
Evitar que cuatro energúmenos, poderosos, pero sin escrúpulos exploten la salud de la vida para nuestros hijos. Hagamos un poco cada uno. Hasta los elefantes pueden caer cuando el ejército de pequeños insectos se ceba con él por no estar en su sitio.
(PD.Espero te haya gustado mi comentario, hoy.OO.)
(Seguimos con Mad Monkey y Macaco, MOVING,aquí)
En este enlace podéis pinchar si queréis seguir la publicación de los textos del libro SALPICADURAS . Ya tenéis los cuatro primeros  relatos completos, pronto el quinto. MI SUEÑO...SE PIERDE EL TREN con las ilustraciones de José L. Martínez REBOTE.

sábado, 25 de agosto de 2012

Auténtico…Te guste o no…

Auténtico…Te guste o no…

Y en caminares, y entre senderos, y entre flores dulces y espinosas. Entre olores agradables y fétidos. Entre Personas y más gente. Entre homínidos y animales de varias patas. Mis pensamientos son tan libres que no me obedecen. No hay raciocinio, son como pájaros en la mañana, frescos, libres y sin miedos. 
Es cierto que a veces las sombras de los halcones pueden hacer decaer las ansias físicas, pero nunca pueden eliminar el pensamiento auténtico, libre y gentil, de los corazones gitanos. Ellos son libres porque su educación es ancestral, se transmite del boca a boca. Con el llevado manoseo maleable de los metales preciosos. Se pueden moldear todo su contenido, pero mantienen su esencia. Su pureza siempre estará en el fondo del corazón.
Deberíamos dedicarnos a aprender de los otros, las enseñanzas de la vida. Disfrutar de los momentos que nos regala. Por qué siempre nos jodemos, nos dedicamos a fastidiarnos por leyes escritas. Cuando todos sabemos que quien plasmó esas letras regladas lo hizo en su propio beneficio. Nadie escribe las normas para cumplirlas, sino para hacer que las cumplan. Pues el que parte y reparte siempre se lleva la mejor parte.
Una pareja inusitada, de seres distantes y distintos. Un ser amarillo, otro marrón dorado. Esencia de su existencia la búsqueda. Verdad de su existencia, no encontraron, pues la búsqueda era muy cercana, se tuvieron siempre. La vida no es el final de lo conseguido, la vida es el camino. El disfrute y el contacto con los otros. Los delicados pues nos dan tersura en las hilaturas del alma. Los agrios pues nos enseñan cuán difícil es mantener la frescura del elemento principal de nuestra existencia, el agua. 
Portadora de la vida, y de la muerte. Transporte de los bienes y los males. Capaz de soterrar un túnel en las entrañas de quien incrédulo, la desafía.
Seamos auténticos, como los corazones gitanos, entreguémonos en el día a día, a pesar de los pesares, de esas insaciables dicotomías que parecen cruzarse delante de nuestro diario corretear, para obstaculizar la alegría. 
Aprendamos a circunvalarla como hacemos en la autopista hacia el cielo, no dejemos de caminar mientras buscamos la pista para despegar en busca del vuelo planeador sobre las estirpes superadas.
Disfrutémonos, todos entregamos algo en esta vida. Envidia de los ángeles, somos. Pues encontramos el trino andar. No podemos dejar de girar, pues de descubierto el astro siempre estará ahí. 
Desde Galileo nadie se pregunta si giramos o estamos estáticos. Pues el conocimiento nos enseña. La sabiduría abre caminos que no se pueden ya nunca cerrar. Si aprendimos a vernos no podemos querer ignorarnos. Mirémonos, disfrutémonos, el brillo de la mañana llena de luz mi ventana.
Los girasoles toman los campos, cuán mantos de amarillo sobre alfombras verdes. Giran buscando el sol, amoldan su existencia a la frescura de la luna, y consiguen el brillo en el rocío de la mañana. Impresionistas, impresionados con tanta belleza plasmaron los lienzos sin lograr la perfección natural de la captura momentánea. Pues la vida es ciclo, y el círculo es signo de la perfección, mezcla de unidad y distancia al centro sobre lo que todo gira. Caminemos pues el camino es vida. Seamos parte de los pensamientos libres, dejemos que nuestros corazones gitanos nos guíen. No pude ser mortal…

miércoles, 22 de agosto de 2012

De Psiquiatra. Al Carajo, Justo entre lo Dulce y Lo salado.

De Psiquiatra. Al Carajo, Justo entre lo Dulce y Lo salado.

Arracimando el mundo mundial, entre los gruesos vellos de sus cejas, los cabestros dinerarios, antes llamados dinerarios camellos. Antes, porque ahora son señores inversionistas, ingenieros financieros y respetables hombres de negocios, políticos de cuellos níveos, y tirantes para evitar aquella bromita de: el cinturó sa lo apreta usté, cacho cabestro, singüevos.
Todo esto, claro desde la preventiva reja, es que las manos crecen cuando la situación se pone lo más parecido a la cara de la chica esa tan mona, que salió de gastarse los euricos de comer los plebeyos, mientras la señora momia de altiva y regia porte se trenza los pliegues de su piel chamuscada por el eterno tiempo, cabestro que no perdona el hambre pero sí el despilfarro, si no, no se explica que no destripe a éstos individuos. Atesorando el espacio vital de los mortales por su nube de pleitesía e hipocresía.
A la señora divina y justiciera, se la desnuda y se la pasea en bolas por las ágoras, se le denigra y se le ningunea cuan una furcia de plateas alforjas. Ays señor, gritaba un cura cuando el carmín le llegó al cogote y después bien repasaba a los mancebos por el bien y la buena dirección, sea todo por la salvación de las almas y las roturas de ortos vestales, valiente panda de egabrenses sin pueblo, porque los pobres de éste ya tienen bastante con el chistecito.
Y un tipo, que de suelas entenderá, que podrá tener hasta un buen corazón, pero que también sabe bien desabotonar las gabardinas en el palacio del espacio verde mayor de Europa, donde apenas le roza las cejas porque bien las levanta, promete, repromete y al requeteprometer, nos informa de que los cinturones habrá que apretárselos un par de puntitos más. Será que la chica de las ternas caídas, se le acabó la altivez, y ya no pasea sin perneras que le sujeten las cimas, que otrora miraran al cielo y ahora cuan buena mortal, que va llegándole la hora del desguace, hace ley la buena, aquella de la manzana sobre la testa y pliega velas y vuelve al polvo, ay madre qué polvo.
Después de mirar al cielo, y no caer ni una pizca de lagrimeo, y es que coño, era de día, caía pero no las veía, y mira que el inocente porteador de adulaciones se fue a mirar a lo más alto que mediante escala se podía, se enarboló en el carajo, y apenas gritaba, ay mi niño, que es tierra, o será un espejismo…ay mi niño, que no sé si gritar o afónico me siento, y entre tanto el del los polvos de lavar, más acojonao que un pollo al ver el filo del puñal…grita coño, grita…Tierra a la vista…Y todos aplaudieron, pero lo primero que hicieron no fue otra cosa que comerse a la gaviota…jejeje.

domingo, 19 de agosto de 2012

No Tengo Pasta…Soy un Sultán del Swing.

No Tengo Pasta…Soy un Sultán del Swing.

Apenas los acordes dejan de lagrimear
Acaban de saltar a la piscina el mocerío
Gritan, rompen las litronas, acarrean el botellón
Vocean dispendios contra el escenario, el tablado quebradizo
Y una guitarra rasgada, quiebra la noche, sonríe
Lanza al noctámbulo señor de la brisa melodías de sultanes
Ellos cantan con la pasión del letargo adormecido
Redoman las palabras, para no dejar pasar el momento de utilizarlas
Quieren que los chicos sepan saborear la grandeza de lo delicado
Esas notas sin plata, esas casacas sin oro, esas perlas sin ornatos
Sólo melodía, una guitarra vieja y la voz entregada, una noche melosa y una bella compañía
Un sorbo de ron añejo, unas burbujas de caramelo dulce
Una cáscara de limón y unos hielos que bailan al son
Los jóvenes dejan de romper e improperar, el silencio de la turba deja pasar la sensibilidad de los señores del océano
Y la mescolanza de moros y cristianos, judíos y gentiles, todos danzan alucinados sin prestancia de violentos rencores
No tengo pasta, pero muevo mi testa, la imaginación invade el rededor y el acerbo de tu mirada se pierde en la noche
Nada tengo, nada quiero, nada necesito, que no sea un beso cargado del dulce sabor de tus labios.

viernes, 17 de agosto de 2012

La Semilla del Miedo.

La Semilla del Miedo.

Los humanos, hasta los más crueles, tienen su debilidad. Los más sanos tienen más pero todos tienen, al igual que un barco, su punto de flotación. Qué fácil es tocar las fibras sensibles a las personas, y es fácil porque en sus ojos se les revela que tienen algo que perder, temen por ello. Y ellos se aprovechan. Pero son avariciosos, faltos de escrúpulos y eso les hace poner el barco al límite. Incluso sin percatarse del peligro en el que se encuentran cuando eso consiguen. Un barco al hundirse arrastra todo a su paso. Cuídate de hacerle zozobrar.

Les halagarán con placebos, les sonsacarán la información que necesitan. Les facilitarán cómo lograr sus deseos. Y esa será su soga. Cuando un poderoso te da todas las posibilidades para lograr tus sueños, te ata, te amarra con su soga. Sus buenas intenciones siempre tienen una contraprestación añadida, con un beneficio extenso para él. Te sazonará tus deseos con las técnicas de manipulación más sofisticadas. Ejércitos de mentes, de los mejores coeficientes intelectuales están a sus órdenes. Estudiarán qué no tienes, qué quieres. Si tú no necesitas, ellos te lo regalarán a cambio de que lo necesites. Si aceptas, estás perdido, has caído en su juego.
Cuando seas “feliz”, triste pero materialista y real idea de felicidad, ya tienes todas las cosas que deseabas, pero más deberes de los que un cuerpo y una mente razonable se autoendosarían. Entonces ya está sembrada la semilla en tu interior. Una semilla artificial, manipulada para ser fuerte y crecer rápidamente en los interiores envidiosos, egoístas, inconformistas, y bien sembrada hasta en los buenos de corazón. Se dejarán llevar por el corazón de los que quiere. Ellos serán el objetivo de los sembradores de la semilla.
La planta crece pronto, la riegas tú mismo, pues eres honrado. No juegas con las armas de ellos, su falta de escrúpulos. Para los que así lo hacen, también tienen su mazomedicina. Las cunetas son sabedoras de eternos secretos. De personas que se vieron entre la espada y la pared por no saber cuantificar sus posibilidades. Simplemente las hicieron desaparecer.
Los que no se enfrentan se autoeliminan solos. Cuántos se convierten en borregos, se limitan a decir sí,sí,sí, incluso a lambucear. Porque no tienen más remedio, te contestan. Si quieres algo, algo te cuesta. Triste refrán.
Y si hubieras tomado la forma cualitativa. Ya te hubieran señalado con el dedo. En cambio no arraigaría esa semilla dentro de ti. Si no todo lo contrario, la semilla de la libertad, de poder decidir. Y la más importante, poder decir no,no,no, cuando quieras. A costa de vivir con menos, pero vivir mejor. No le haces el juego.
No dejes que te vendan lo que no quieres a cambio de tu esclavitud. No te equivoques. Eres su esclavo. Vives para sudar y alimentar sus panzas llenas hasta el pecado.
Y su misión es hacer callar al silencio, pero éste grita fuerte, se le oye. Algunas mentes le escuchan. Y rechazan la semilla del miedo. (Escucha el Silencio, Aquí...)

En este enlace podéis pinchar si queréis seguir la publicación de los textos del libro SALPICADURAS . Ya tenéis los cuatro primeros  relatos completos, pronto el quinto. MI SUEÑO...SE PIERDE EL TREN con las ilustraciones de José L. Martínez REBOTE.


jueves, 16 de agosto de 2012

Don’t Give Up.NO Te Rindas.

Don’t Give Up.NO Te Rindas.
Nuestra compleja mente juega. Gobierna nuestros sentidos. A veces nos creemos unos supermanes. Otras no somos capaces de llegar a la otra orilla en el lago atrapado en un vaso. Los fluidos químicos de nuestro cuerpo crean y transforman sustancias capaces de hacernos volar, unas veces. Otras ni siquiera sabemos aterrizar. Medicina-química que nos recitarían los técnicos.
La mente se despierta y como si escuchara voces desde lugares distantes transforma momentos idílicos en situaciones escabrosas, difíciles de superar. Son acantilados que surgen a tu paso. Empiezas a temer si caerás en uno de esos precipicios. Los miedos te amenazan y buscas donde asirte. Un punto de apoyo donde enganchar tu mano. Una luz que ilumine esa oscuridad que se crea a tu paso. Para vencer esa fuerza que te empuja a caminar, hacia adelante pero a ciegas. Te obliga a decidir, cuando no te sientes con ganas.
Esperas que aparezca, ella y te susurre. Como siempre crees que estará, ahí y te dirá. No te rindas. No te rindas. Detrás de una noche siempre viene un nuevo día. Te acaricia los cabellos, te gime al oído, te orienta en tu oscuridad, te guía en los momentos de desorientación. Ella que siempre está. Y si un día se harta. Y si un día desaparece. Y si un día te necesita y no estás. Y si un día…
La música de sus palabras puede guiarte, acunarte, llevarte en volandas. Ella estará, debes cuidarla, para que suene cuando necesites oírla.
Ella que mira por tus ojos, ojos que no ven más que por ella. Entre algodones ponla, para que su suavidad te llegue. Es frágil como un cristal, aunque parezca fuerte. Sabe ocultar su necesidad de ti. Dale sin que lo pida. Nunca te mostrará su necesidad. No esperes a que la noche caiga y extienda su oscuridad, atrapándote solo.
 Sería tu perdición. Sin luz no ves, es ella tu candil. Pero se alimenta del ungüento maravilloso que es el amor. Que no le falte. Ella siempre te susurrará, no te rindas, no te rindas.

En este enlace podéis pinchar si queréis seguir la publicación de los textos del libro SALPICADURAS . Ya tenéis los tres primeros  relatos completos, pronto el cuarto. UN HOMBRE DE GAFAS NEGRAS. con las ilustraciones de José L. Martínez REBOTE.